Porto de Galinhas está sin dudas entre las mejores playas de Brasil. Esta increíble playa cambió de un pueblo de pescadores a un destino muy popular para viajeros brasileros, que son hipnotizados por su belleza y convencidos por el nivel medio de la infraestructura que la playa ha desarrollado, ofreciendo buenas opciones de alojamiento y manteniendo el estado natural del lugar.La historia del nombre de la playa es muy interesante. En el siglo 19, el gobierno brasileño prohibió el comercio de esclavos, que era muy común en Recife hasta entonces. De este modo, los piratas tuvieron que crear una solución para seguir trayendo esclavos a Brasil, y entonces comenzaron a entregar esclavos en playas más desiertas, como por ejemplo Suape e Ipojuca. Cuando “los barcos negros” (nombre que se le dio a los barcos que comerciaban con esclavos) llegaba al puerto, para evitar sospechas el mensaje en código era “hay nuevos gallinas en la playa”, entendiendo que las gallinas eran obviamente los esclavos; de ahí, la playa comenzó a llamarse Porto Galinhas.

Porto de Galinhas ofrece más de cuatro kilómetros de impresionante arena blanca, palmeras y agua transparente. Su largo permite que, inclusive en alta temporada se pueda encontrar un lugar tranquilo para disfrutar en soledad de la belleza de esta playa.

HOTELES Y VUELOS – COMO LLEGAR Y DONDE QUEDARSE

El modo más fácil de llegar a la playa de Porto de Galinhas es volar al Aeropuerto Internacional de Recife y de allí conectar vía rentar un auto o vía autobús: necesitará aproximadamente una hora y media (70 kilómetros), pero el viaje es muy agradable porque pasa a través de campos de azúcar y pequeñas ciudades antes de llegar a Porto Galinhas.

En Porto de Galinhas, no hay grandes cadenas de hoteleras. El concepto del hotel grande no es adecuado para este tipo de playa, por lo que no se encontrarán aquí los hoteles grandes que abundan en Brasil. Lo interesante sobre la playa de Porto de Galinha consiste en que hay muchos hoteles en el centro de la cuidad, pero se tiene que considerar que en el centro por la noche hay muchos fiestas y bandas musicales que tocan en las calles. Los hoteles céntricos son baratos y si se quiere estar en medio de la fiesta, es una gran opción, pero si se busca paz y tranquilidad, se debería ir a las posadas lejanos del centro de la cuidad.

Las posadas tienen un gran nivel de comodidad, y la mayor parte de ellos son decoradas de un modo muy tropical, aprovechan bien el espacio y normalmente están muy cerca de la playa. No es difícil encontrar un cuarto con un panorama al mar a un precio muy razonable.

ACTIVIDADES

Una de las grandes atracciones de Porto de Galinas son sus piscinas naturales. El viaje a las piscinas naturales es muy corto y agradable y cuando la marea sale, los hoyos atrapan el agua y peces hermosos pueden ser vistos, y alimentados por el visitante.

CUANDO IR

Es posible visitar a Porto de Galina durante todo el año. La temperatura va de 24°C a 32°C. De todos modos si hay un invierno, debería ser de junio a agosto donde se puede ver algunas nubes y lluvia.

Fuente: mejoresplayas.org

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario