Antiguamente conocida como la aldea de Sao Joao Batista dos Indios, fundada en 1586 por los jesuitas, Trancoso se ha convertido en un impactante destino turístico donde los visitantes se encuentran con una naturaleza bella y atrapante.

La vida allí gira en torno al Quadrado, una plaza que sobrevivió de las épocas jesuitas en forma intacta y fue redescubierta en los años 70 por los hippies.

Pero en Trancoso existen dos atracciones que sobresalen del resto: Praia dos Coqueiros y Rio Verde, dos de las mejores playas de Bahia.

La principal actividad de Trancoso es obviamente recorrer sus playas. Entre ellas, Praia dos Coqueiros tiene la gran ventaja de que como su acceso es complejo, se puede disfrutar de la misma en soledad, y recortada por el río Trancoso es un disfrute para la vista. En la margen izquierda del río Trancoso encontramos la espectacular playa dos Nativos, que se extiende por 3 kms, y más adelante la playa do Rio Da Barra, que también merece una visita.
Otro lugar imperdible es la playa Rio Verde, el punto alto de la costa, con un llamativo mar azul, arena dorada y una mata verde natural que enmarca el paisaje. Cerca de allí esta Pedra Grande, una playa interesante con la particularidad de tener un arrecife próximo a la arena que se aprecia cuando baja la marea.

Playa do Curuipe es otro de los puntos destacables, y se encuentra a tan solo 20 kms de Trancoso en dirección a Caraíva se transformó de un antiguo poblado de pescadores a una de las mas famosas playas de Brasil dado que las casas de los pescadores fueron reformadas con mucho refinamiento pero manteniendo sus características originales y alternándolas con buenos bares y restaurantes.

COMO LLEGAR Y DONDE QUEDARSE – VUELOS Y HOTELES

A tan sólo 26 Km de Porto Seguro, el principal acceso a Trancoso es por la ruta BR 101. Porto Seguro posee un aeropuerto internacional de primera línea que recibe vuelos de Europa, Sudamérica y de todas las grandes ciudades brasileras.

Fuente: mejoresplayas.org

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario